El conductor entregó por primera vez el premio mayor de “Bienvenidos a Bordo”. Fue un momento de mucha emoción cuando Rubén se consagró como el primer chofer en ganar un taxi.

En la emisión de este lunes, de Bienvenidos a Bordo, el programa que conduce Guido Kaczka por El Trece, se produjo un gran emoción ante el logro de Rubén Luis Martínez, el chofer que por primera vez pudo llevarse el taxi que entrega el show.

La participación de Rubén se extendió a lo largo de un buen rato, y desde el comienzo ya estuvo marcada por la emoción. El hombre salteño, contó que es padre de siete chicos, y que llevarse el auto sería muy importante para su vida. Finalmente, después de agregarle un poco de suspenso, el conductor le dijo que procediera a girar la ruleta gigante. Después de dar unas vueltas que parecieron interminables, frenó en el cero.

En ese instante estalló el estudio de televisión todo se transformó en emoción. “Creeme, Guido, nunca gané nada”, fue lo primero que expresó Rubén. Luego, ante las lágrimas del conductor y casi todos los presentes, contó: “Mis amigos de todos lados me preguntaban ‘¿por qué no vas?’ ‘Me da vergüenza’, les decía. Pero, bueno, vine y estuve tranquilo. Cero nervios. Mi señora me mandaba mensaje, me decía ‘fijate si algún productor ahí de la tele hace un casting para las nenas’. Nunca gané nada. Ni una rifa en el colegio”.

La gran victoria del chofer de taxis también hizo eco en redes sociales. Fue tendencia nacional en Twitter, y muchos usuarios festejaron la premiación en Instagram y Facebook.