Se puede visitar de lunes a viernes de 10:00 a 18:00 horas y los sábados hasta las 14. 

El icónico espacio ubicado en Obispo Trejo, entre 27 de abril y Dean Funes, estaba cerrado desde hace años. Mediante múltiples trabajos de puesta en valor, la Municipalidad de Córdoba pudo habilitar el mirador Paseo de las Flores.

Clásico y colorido lugar para observar postales increíbles del centro de la ciudad en la peatonal. En el lugar, se colocó una nueva reja de protección en el arco y las escales volvieron a estar en funcionamiento retirando los maceteros que impedían el paso.

El Secretario de Gobierno, Miguel Siciliano, declaró que “Hemos puesto en valor nuestro querido Paseo de las flores, que vuelve a ser un lugar de la gente. Ahora nuestros vecinos pueden subir a su mirador, pueden visitar este hermoso e icónico lugar del centro de la ciudad. Estamos embelleciendo el centro, poniéndole color para que pueda ser visitado por todos”.

Las tareas estuvieron a cargo de la Dirección de Áreas y Corredores Comerciales, dependiente de la Secretaría de Gobierno municipal y la Secretaría de Gestión Ambiental y Sostenibilidad.  

“Además de recuperar este hermoso Paseo de las flores, hemos intervenido todos los canteros de calles Obispo Trejo, Rivera Indarte, 9 de Julio, San Martín, entre otras, para revalorizar toda el área central”, explicó el Secretario de Gestión Ambiental y Sostenibilidad, Jorge Folloni.

Para guiar a los transeúntes hacia el mirador se hizo un camino con telas de colores, iniciando el recorrido en la Cripta Jesuítica. 

 

El acceso también contempla el respeto de las medidas de seguridad y los protocolos sanitarios vigentes. Para ello la Municipalidad de Córdoba ofrece alcohol en gel a los visitantes y una “Guía de uso responsable” donde la capacidad máxima es de 4 personas y los menores de 10 años pueden subir supervisados por un adulto. Está prohibido correr y sentarse en el lugar.