En el procedimiento se secuestraron dos computadoras, tres teléfonos celulares y 89 unidades de almacenamiento.

Desde hace un mes, el youtuber Martín Cirio, más conocido como “La Faraona”, está en el ojo de la tormenta luego de ser fuertemente repudiado en Twitter por viejas publicaciones suyas en las que hacía chistes sobre la violación de menores. El influencer fue denunciado penalmente por “apología del delito (pedofilia) e instigación a cometer delitos.

En el marco de la investigación del caso, que se mantuvo bajo secreto de sumario, la Justicia allanó la casa de la madre de Cirio, en el barrio porteño de Parque Patricios. El operativo lo llevó a cabo la Sección Ciberdelitos contra la Infancia, Niñez y Adolescencia, del Departamento Cibercrimen de la Policía de la Ciudad. Según confirmaron fuentes judiciales a Infobae, en el procedimiento se secuestraron dos computadoras, tres teléfonos celulares y 89 unidades de almacenamiento (dos tarjetas de memorias SD y 87 CD’s regrabables).

Mientras el material es peritado, una fuente cercana al caso dijo que están esperando “a ver si se lo tiene que detener”.

La causa se inició tras la presentación del abogado Alejandro Sarubbi Benítez, representante legal de la presunta víctima de pedofilia que decidió denunciar penalmente al youtuber. El letrado precisó hace unas semanas en el programa Los Ángeles de la Mañana que “se le imputa apología del delito, instigación a cometer delitos, en función a la gravedad de las cosas que dijo”. “Patrocino a una persona que fue víctima de abuso infantil, bastante afectada por estas cosas que salieron a la luz, sobre todo porque muchas veces estos delitos quedan impunes”, señaló.