Luego del partido por Copa Argentina, Walter Otta se sintió mal y debieron colocarle dos stents por una obstrucción arterial.

Talleres pasó sufriendo tras empatar y definir por penales frente a Atlético Rafaela, pero la noticia para los de Santa Fe fue la operación que sufrió su DT por un problema cardiaco post partido.

Según informó El Litoral, de regreso a Rafaela, el entrenador Walter Otta, debió concurrir a un sanatorio por fuertes dolores en el pecho. Tras los estudios, le colocaron dos stents por una obstrucción arterial.

Al parecer, los dolores comenzaron cuando Otta fue de visita al santuario de la Virgen Maria en la ciudad de San Nicolás, lugar donde se enfrentó frente a Talleres por la Copa Argentina.

Durante el partido, las molestias siguieron con más intensidad, pero debido al nerviosismo del partido y de los penales, el técnico le resto importancia.

Ya una vez llegado a la ciudad del conjunto de la “crema”, se dirigió a un sanatorio y allí los exámenes arrojaron que padecía una insuficiencia en la circulación del torrente sanguíneo como consecuencia de la obstrucción en una arteria.

Fue enviado a cirugía de inmediato y le colocaron dos stents. Su salud ha evolucionado favorablemente, indicaron desde la Unidad Coronaria del sanatorio donde se encuentra internado.