En medio de la llegada de los refuerzos al plantel de Talleres, desde Chile aseguran que la T se anticipó a un club y le “robó” un refuerzo que estaba a punto de firmar.

Se trata del defensor de 31 años, Ramiro González, argentino nacionalizado chileno. Según los medios chilenos, solo restaba este viernes la revisación médica en Palestino cuando el defensor decidió no asistir por una oferta superadora de Argentina, que sería la de Talleres.

De última temporada en León de México, González era pretendido también por la Universidad de Chile. Mantuvo pasos por el Atlético de San Luis de México, Unión Española de Chile, Instituto durante 2016, además de Unión Aconquija de Catamarca, Alvarado de Mar del Plata y Juventud Unida de San Luis.

Se aguarda que en las próximas horas el defensor sea oficializado por los canales albiazules.