Desde todos los ángulos queda claro que el delantero de Talleres estaba habilitado cuando Valoyes lo asiste para convertir el tanto.

Otra vez las martingalas del VAR le juegan en contra a Federico Girotti, que este sábado volvió a sufrir las injusticias de la decisión de un sistema tecnológico que parece sumarse a las polémicas en lugar de despejar dudas.

Transcurría la mitad del segundo tiempo cuando Valoyes escapa y conecta una asistencia ideal que Girotti convierte en un gol legítimo, pero entre el juez de línea y el VAR le vuelven a arrebatar el grito al delantero de la T.

Desde todos los ángulos y trazando todo tipo de líneas, el goleador de Talleres estaba habilitado. La recurrencia del VAR en este tipo de fallos ya comienza a sembrar dudas.

La victoria final del Matador, que se impuso por 2 a 0 a Argentinos Juniors, alivió un poco la bronca de los hinchas, pero todos esperan que estas injusticias no sean frecuentes,