El defensor golpeó a Raphinha y debió ser sancionado con tarjeta roja.

Argentina y Brasil empatan en San Juan en un partido caliente, tanto que Nicolás Otamendi metió un tremendo codazo y se salvó de la expulsión.

El defensor golpeó a Raphinha y debió ser sancionado con tarjeta roja, pero el VAR no intervino y el arbitro Cunha no pitó falta, por lo tanto el partido el ex Velez siguió en cancha.

Después del codazo, el argentino lo levantó al delantero, que le mostraba como tenia la boca tras el golpe.  

Foto: Así quedo Raphinha tras el golpe.