La situación institucional/deportiva del Barcelona no es la esperada y parece pasar factura en lo físico para el entrenador del equipo culé.

Durante la conferencia de prensa dada por el Barcelona previa al partido de La Liga el entrenador del primer equipo, Ronald Koeman, comenzó a sangrar por la nariz generando preocupación por su salud.

Recordemos que en el club se viven momentos de mucha tensión por los malos resultados deportivos que está teniendo el equipo y por la deuda de más de 900 millones de euros que tiene la entidad azulgrana.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por CRACKS (@cracks_ig)