En la Premier League​ de Inglaterra, toserle a un rival será castigado con una roja.

Según confirmaron las autoridades del fútbol ingles, desde la próxima temporada regirá una nueva medida disciplinaria durante los partidos en disputa.

Aquellos jugadores que tosan intencionalmente sobre su rival, podrán ser expulsados. Cabe recordar, que la vuelta del fútbol incluyó estadios sin público, controles a los jugadores, uso de barbijos y distanciamiento, por ejemplo en los festejos de gol.

Además de ser expulsado, el jugador sancionado podrá apercibir acciones legales en la Justicia de Inglaterra.

La medida tendrá vigencia a partir de septiembre, cuando comience una nueva temporada del fútbol inglés. Esta recomendación ya fue elaborada en un informe que le será elevado a los árbitros de la Premier en los próximos días.