La medida estará vigente desde 2023.

Durante las últimas horas, en la ciudad de Rosario, impulsaron una llamativa idea donde a partir del próximo año, los menores de 11 años no podrán cabecear cuando jueguen al fútbol por la Liga Rosarina.

Tal disposición reglamentaria tendrá como objetivo disminuir los riesgos para los menores. “Prohibida la acción de golpear la pelota con la cabeza”, así aseguro la liga.

A partir de estudios médicos mundiales se acoplaron a esta iniciativa que será la primera en implementarse en Sudamérica. De este modo, en los próximos meses, se realizarán capacitación para los coordinadores de infantiles, padre, entrenadores y árbitro. Allí, se les explicará los pormenores a la hora de empezar a aplicarlo.

Entre los ítems apuntados, están prevenir lesiones y conmociones cerebrales, además de limitar los daños potenciales en cuanto al desarrollo cognitivo y neurológico.