El astro brasileño fue trasladado a un hotel en Asunción donde continuará detenido en el marco de prisión domiciliaria junto a su hermano.

Luego de 32 días de estar en el prisión, Ronaldinho y su hermano fueron liberados para ser trasladados hacia un hotel céntrico en Paraguay para continuar su detención debido a ingresar al país mencionado con documentos falsificados.

La noticia del traslado fue realizada por la jueza interviniente a través de video conferencia, donde se le comunico al astro brasileño la decisión tras pagar una fianza que asciende a 1,6 millones de doláres. 

De tal modo, Ronaldinho abandonó la cárcel común, y al salir en diálogo con la prensa comentó:“Gracias a todos por sus oraciones”. Además, aprovecho para firmar algunas camisetas de fanáticos que se encontraban a la espera de su salida.