La estrella del conjunto danés se descompensó sobre el cierre del primer tiempo y generó gran conmoción en el estadio. El partido fue suspendido

Cuando estaba por terminar el primer tiempo del partido entre Dinamarca y Finlandia por la Eurocopa, Christian Eriksen, de 29 años, se desplomó en el campo de juego de Parken Stadion, Copenhague.

Compañeros y rivales pidieron inmediatamente a los médicos, quienes empezaron los trabajos de reanimación. Sus compañeros lo rodearon para que no se filtren más imágenes de un momento dramático.

Rápidamente ingresaron los médicos para asistirlo y comenzaron directamente con una reanimación cardiopulmonar (RCP), lo que dio cuenta de la gravedad del caso. Luego de varios minutos, Eriksen fue retirado en camilla y trasladado. Se esperan novedades, mientras el mundo del fútbol reza por él.

 

A través de las redes oficiales de la Eurocopa se llevó tranquilidad sobre la salud de Eriksen:

Tras la emergencia médica que involucró al jugador danés Christian Eriksen, se ha producido una reunión de crisis con ambos equipos y árbitros y se comunicará más información a las 19:45 CET. El jugador ha sido trasladado al hospital y se ha estabilizado.


Noticia en desarrollo