Entre las categorías del ascenso hay un equipo que su primer año de competencia viene en subida y en unos días jugará la final del Regional Amateur por un lugar en el Federal A.

Sin los flashes más llamativos del fútbol nacional hay un equipo que viene ganando protagonismo entre “polémicas” en el inicio de las categorías del ascenso del interior, y que está a una final de ganar su primer ascenso. Club que fue fundado por nada menos que el conocido conductor, empresario y dirigente argentino Marcelo Hugo Tinelli. 

Ese es Club Ciudad de Bolívar, que a primera instancia en el mundo del deporte es relacionado por su destacada labor en el voley argentino. “Las Águilas” como los conocen, está radicado en la propia tierra de origen del famoso showman, al centro norte de la provincia de Buenos Aires.

Bolívar, fundado en el 2002, comenzó su camino deportivo con éxitos inmediatos en el voley a pesar de su corta edad de existencia.

Tamaña resonancia ganó Club Ciudad de Bolívar que en 2007, el propio Marcelo Tinelli recibió al por entonces Presidente de la Nación, Nestor Kirchner y a Cristina Fernández de Kirchner para ser parte del acto conmemorativo de la inauguración de un nuevo complejo deportivo de los celestes, el cual fue terminado con la ayuda del Ministerio de Planificación de la Nación encabezado por Julio De Vido, además de la Municipalidad de Bolívar. Un presupuesto que alcanzó 2,6 millones de pesos según publicó Infobae.

En octubre del 2019, Tinelli hizo realidad uno de sus sueños. Que Bolívar también sea fútbol con aspiraciones profesionales. Pero antes de ello, como le pasa a todo equipo que desea empezar a competir debe ganar méritos en una Liga local, y la apuntada era la Liga de Pehuajo.

Un paso “casi” obligado para disputar un Torneo Regional Amateur bajo la órbita del Consejo Federal, ente dependiente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA). Pero en este caso no fue así, Bolívar fue un privilegiado del ascenso argentino. Entre cientos de clubes con trayectoria y similar ilusión, pero no la misma “influencia”, Bolívar fue beneficiado con las llamadas licencias para jugar torneos que el Consejo Federal otorgó a ocho clubes: Guaraní Antonio Franco (Misiones), San Martín de Mendoza, CAI de Comodoro Rivadavia (Chubut), Sol de América (Formosa), Racing de Olavarría, Atenas de Río Cuarto y Las Palmas (Córdoba).

Con polémica de entrada, los primeros pasos estaban hechos. El equipo apadrinado por Marcelo Hugo empezaba a “jugar por un sueño”.

Tal como pasa en muchos clubes del interior, y sobre todo en el Regional, las bases económicas para competir son “a pulmón”, a no ser que existan los aportes externos entre publicidades, apoyo estatal o personalidades que simpaticen con los colores y decidan colaborar con la causa.

En consecuencia, los “celestes” armaron un plantel envidiable para la zona y con un entrenador de trayectoria. Un indicador que el objetivo era el máximo, ser uno de los cuatro campeones entre 189 clubes del Regional Amateur para ascender al Federal A. 

Soporte económico y un equipo de nombres da las claras que era un candidato. Pero como dice la jerga: “Hay que demostrarlo en la cancha”.

El Regional Ameteur 2020 era un largo camino. Ya en la primera fecha de competencia, Bolívar enfrentaba a un rival de envergadura del ascenso, Racing de Olavarría. “Eramos 14 contra 11 en la cancha, fue alevoso (el arbitraje). Nos pegaban no cobraba una, ellos se tiraban y era falta. Una vergüenza. El árbitro hizo todo lo posible para que gane Bolívar porque es todo Tinelli”, advirtió el jugador de Racing, Cristian Curuchet luego de un empate con gol de Bolívar en el último minuto tras una falta inexistente en la puerta del área.

 


Dicho cotejo fue dirigido por un tal Bruno Amiconi, perteneciente a la Liga de Salto. Amiconi estuvo envuelto en reiterados episodios donde sus capacidades fueron cuestionadas. Uno de ellos fue de resonancia nacional ya que fue brutalmente agredido juntos a sus asistentes por simpatizantes de Juventud de Pergamino quienes reaccionaron violentamente por el trabajo en cancha del juez.

Durante la fecha tres de la Primera Fase, Bolívar nuevamente se llevaba las miradas de la polémica. Kimberley de Mar del Plata era el rival de turno. El resultado fue a favor de los celestes por dos a uno, pero con un final donde los locales rodearon al árbitro Joaquín Gil, quien pitó una falta cuestionable en la puerta del área. Tiro libre y gol. “Está cuestión de favoritismos arbitrales a ciertos equipos y designaciones polémicas hacen que uno desconfié”, indicó en vivo el comentarista de la televisión local.

El juez Joaquín Gil al igual que Amiconi, fue agredido dentro de un campo de juego por simpatizantes ofuscados por su desempeño arbitral. Gil fue víctima de un piedrazo en la cabeza en 2019 en Lincoln.

 


Jornada cuatro del Regional para Bolívar. Otra vez Racing de Olavarría en frente. La polémica se la llevó un penal mal sancionado a favor de Bolívar por el colegiado Marcos Liuzzi. Justicia divina, fue atajado por el arquero de Racing quien impidió posteriormente otro penal. Dicho encuentro terminó en igualdad.

Sin perder la continuidad de fallos carentes de sustento, durante la fecha cinco Bolívar visitaba a El Fortín (Olavarría), partido que terminó dos a uno para los de Tinelli. Dos polémicas se llevaron la noche. Una plancha visible del delantero antes de convertir un tanto, y luego un gol mal anulado para el local que significaba el empate en el marcador.

“El silbato comenzó a sonar mucho más en contra de los locales y las piernas comenzaron a aparecer cada vez más fuertes en ambos lados, para que toda intención de juego quedara desvirtuada”, relata la crónica del medio Infoeme del propio encuentro. 

 


Con cuatro victorias, dos empates y ninguna derrota, Ciudad de Bolívar se quedó con 14 puntos siendo líder y clasificando a la segunda fase del torneo, la cual producto del párate de la pandemia comenzó en enero del 2021.

Cuarta fecha de la Segunda Fase, otra vez el rival más duro, Racing de Olavarría. Nuevamente Bruno Amiconi como árbitro principal. Dos expulsados para Racing, uno de ellos por doble amarilla lanzadas ambas en segundos al arquero de Olavarría, decisión que fue cuestionada por varios minutos por los protagonistas. Y como si fuera poco, un tanto mal anulado para Racing tras cobrar una “falta” en ataque. El resultado final fue cero a cero.

“Lo de Amiconi hoy, y uno no quiere hablar del arbritraje pero es escandaloso”, aseverá el comentarista televisivo del partido tras otro fallo cuestionable.

¿Cómo viviste el arbitraje de Amiconi?, preguntó el periodista de la televisión. “Fue muy sensible para nuestro lado y para ellos (Bolívar) no tanto. Ya sabemos cómo es esto, ya nos pasó en enero. Con el arbritaje y esas cosas a ellos (Bolívar) se les hace mucho más fácil. Con bronca pero contra eso uno no puede hacer nada”, reflexionó el jugador Brain Toro de Racing de Olavarría al termino del encuentro.

 


Durante la última fecha, ya con la clasificación en el bolsillo empató dos a dos frente a Liniers. Para no perder la costumbre, otro penal polémico a favor de Bolívar, esta vez Lucas Jara fue designado como juez.

Con un invicto de tres victorias y tres empates, los “celestes” pasaron la segunda fase del Regional como punteros absolutos.

¿Algo más? Faltaba la frutilla del postre. El Consejo Federal, casa madre del ascenso del interior, al momento de designar los enfrentamientos por zonas de los equipos clasificados a la etapa final decidió otorgarle a Bolívar un lugar directo en la finalísima por el ascenso. A diferencia del resto que debieron disputar uno o dos compromisos previos para llegar al partido cumbre. 

 


Una decisión arbitraria del ente dependiente de AFA que se llevó las críticas de varios rivales. “Tanto Atlético Paraná como la posibilidad de jugar una final con Racing de Córdoba, como se rumorea, es una zona tremenda. Cuando uno ve que el club Bolívar del cual Tinelli es presidente ganó la zona y ya está en la final. Es tan alevoso, da mucha bronca, recalcó en una entrevista el experimentado técnico de Ben Hur de Rafaela, Carlos Trullet luego de alcanzar su clasificación a la etapa final por la región Litoral Sur.

Las cartas están sobre la mesa. Ciudad de Bolívar, fundado por Tinelli, tendrá la oportunidad el próximo domingo 28 en Río Negro, de culminar su primera experiencia en torneos AFA con un ascenso a una categoría previa a la Primera Nacional.

El rival será Independiente de Neuquén. ¿Quién será el árbitro? Aún no fue designado. ¿Quién será el ganador? ¿Estará Tinelli en Río Negro? Todo eso se verá en la cancha…