Tras finalizar el partido final de Racing en San Francisco se vivieron momentos de tensión.

Una vez finalizado el partido final en San Francisco que culminó con el ascenso de Racing de Nueva Italia, se registraron incidentes entre los jugadores de Ben Hur de Rafaela y la terna arbitral.

Joaquín Gil, árbitro principal del encuentro junto a sus asistentes Santiago Banegas y Miltón Ayala (todos de la Liga de San Pedro) fueron increpados por los protagonistas de la BH que indicaron ser perjudicados por el labor de la terna.

“Fue tremendo lo que sucedió, nos cobraban mancha y no vieron dos penales a nuestro favor. Se nos ríen, una vergüenza”, detalló Carlos Trullet, entrenador de Ben Hur en los medios rafaelinos.

En las imágenes se pudo observar hasta corridas entre los jugadores y la terna quienes eran cercados por los policías presentes que intentaban evitar un ataque mayor, asimismo, en algunos instantes el propio árbitro terminóen el piso. 

Cabe añadir, que para el juez Joaquín Gil no es la primera vez que queda involucrado en una escena como estas. Durante 2019 en Lincoln (Buenos Aires) debió suspender un encuentro del Regional Amateur luego de recibir un piedrazo en la cabeza que llegaba desde una de las tribunas.