Se cumple un nuevo aniversario de una conquista imborrable para el seleccionado nacional, con Diego Maradona como figura.

El 29 de junio de 1986 la Selección Argentina dirigida por Carlos Salvador Bilardo y con Diego Armando Maradona “flechita arriba” como en la play, encendido a lo largo de todo el campeonato, se consagró campeón del mundo tras vencer a Alemania Federal por 3 a 2 en el Estadio Azteca.

José Luis “Tata” Brown abrió la cuenta a los 22 minutos del primer tiempo, de cabeza. En la segunda mitad Jorge Valdano marcó el segundo tanto para los albicelestes, descontó Karl-Heinz Rummenigge a los 29 minutos para Alemania y Rudi Völler empató el partido a los 35 minutos de la etapa final.

A los 34 minutos de la etapa complementaria Maradona recibió la pelota en el mediocampo rodeado de rivales y prácticamente sin posibilidades de juego, logró filtrar un pase perfecto a Jorge Burruchaga, quien marcó así el gol que le permitió a Argentina recuperar la ventaja e imponerse por 3 a 2, resultado que se mantuvo hasta el final y que le dio a la albiceleste, su segunda copa del mundo.

El seleccionado de Bilardo debutó en el Mundial con una triunfo por 3-1 ante Corea del Sur con dos tantos de Valdano y otro de Ruggeri. En la segunda fecha igualó 1-1 ante Italia, que llegaba como campeón. El gol lo hizo Maradona. La Selección cerró la fase de grupos venciendo 2-0 a Bulgaria, con tantos de Valdano y Burruchaga.

En los octavos de final Argentina se impuso ante Uruguay por 1-0 con gol de Pasculli. En cuartos de final llegó el histórico e inolvidable partido ante Inglaterra. Dobelete de Diego Armando Maradona, el primer gol apodado como “la mano de Dios” y luego el segundo bien denominado como “el gol del siglo”. Fue 2-1 para clasificar a semifinales. Ante Bélgica, el “10” volvió a brillar y con otro doblete, Argentina ganó 2-0 y accedió a la final.

Fotos: Capturas web.